15 de octubre de 2013

GOODBYE, MARC...

El director creativo de Louis Vuitton, Marc Jacobs, anunció hace unos días que el pasado desfile (S/S-14) con el que cerró la semana de la moda de París sería su última pasarela para la firma de lujo.


 Marc Jacobs, de 50 años, ha estado por dieciséis años en la firma y ha decidido dar un paso al costado para atender su marcas propias: Marc Jacobs y  Marc by Marc. Pero otras noticias sobre el rey del grunge, el señor de los 28 tatuajes, han seguido haciéndose lugar entre los titulares de los diarios: seis días después de su "divorcio" con Vuitton, su pareja desde hacía dos años, el ex actor porno Harry Louis, anunció la ruptura de su relación sentimental a través de Instagram.

La despedida:

La modelo inglesa Edie Campbell, cubierta sólo por el famoso graffiti de Louis Vuitton, surgido de la colaboración con el artista Stephen Sprouse, fue la elegida para abrir el último desfile de Jacobs como diseñador de la maison. Detrás de ella, todas las modelos, sin excepción, vistieron de negro... Un oscuro, riguroso y omnipresente negro.




El show fue un rejunte retrospectivo de sus presentaciones anteriores: aparecieron la fuente de agua que usó en 2010 para su colección de otoño invierno, el carrusel de caballos blancos inmaculados, las escaleras mecánicas que utilizó para presentar su colaboración con el artista francés Daniel Buren, las puertas de las habitaciones que se abrían y cerraban dando paso a supuestas prostitutas, ascensores y hasta el reloj que marcaba la hora del arribo de un tren de época. Todo lúgubre y oscuro.
El último para Louis: en el desfile primavera-verano 2014 las modelos llevaban tocados de pluma de pavo real negro, chaquetas de cuero, medias y remeras bordadas con abalorios y hombros plumíferos; encajes, medias de tul, cadenas, rodilleras, leggings y jeans holgados, que lo consagraron una vez más como el rey del grunge. 



Momento histórico: hasta 1997 Louis Vuitton se había dedicado casi por completo a la creación de baúles y maletas. Al año siguiente Marc logró un giro en la casa francesa que pocos podrían haber previsto: dejó libre de bolsos y carteras la pasarela en su primer desfile como diseñador de la marca, Louis Vuitton apostaba al ready to wear. Osado.


 Marc buscó año tras año reeditar los aires de la firma con interesantísimas colaboraciones. Entre las más conocidas (y exitosas) recordamos la de Stephen Sprouse, a quien la casa le debe los eléctricos estampados de graffiti; Takashi Murakami, que inyectó una buena dosis de color y fantasía en los complementos de Vuitton; Yayoi Kusama, inseparable de sus lunares; y hasta el mismísimo rapero Kanye West, que diseñó una edición limitada de zapatillas en varios colores.


El sucesor:


Dieciséis años en la firma, treinta desfiles y un supuesto desacelero en ventas en el último tiempo (se habla de cifras anuales que bajaron de 9.000 a 1.000 millones de dólares). Los rumores de la prensa especializadas apuntan a Nicolas Ghesquière, ex director creativo de Balenciaga (hasta noviembre de 2012 y tras 15 años de colaboración) como sucesor de Jacobs frente a la marca francesa. Habrá que esperar: la firma todavía no ha confirmado la noticia, pero Grace Coddington, directora creativa de Vogue, publicó el 10 de octubre en su página de Facebook: "Breaking: Nicolas Ghesquière Named Louis Vuitton Creative Director "


Jacobs, el personaje que acercó a Louis Vuitton el Prêt-à-porter, estratega y genio creativo se fue de eterno negro de luto, ovacionado de pie en su último desfile, con la frente en alto y los ojos brillosos.



1 comentario: